Líneas de Acción—Etnobotanica

Página principal

Objetivos

Contacto

Líneas de Acción

Eventos y Actividades

Proyectos

Integrantes

Vínculos

Intranet

Una vez que los etnobotánicos clasifican el micro ambiente, en ocasiones también hacen evaluación cuantitativa de los recursos vegetales de cada uno de estos pisos ecológicos (Martín , 1997).

 

Como metódica cualitativa señalaremos un resumen de los enfoques cualitativos para el estudio de la etnobotanica haciendo uso de métodos ecológicos

 

AREAS DE INVESTIGACION MODERNA (Tabla)

 

Tipos de vegetación

Fisonomía, composición de la flora (incluyendo las especies dominantes), características del hábitat, extensión del manejo y de la perturbación humana.

Etapas de sucesión ecologica

Composición de la flora, altura de la vegetación, regeneración bajo distintas condiciones ambientales, historia de vida de las especies individuales, cantidad de años que se deja el barbecho, manejo humano actual, extensión de la perturbación original.

Uso del suelo

Producción ( incluyendo bienes tangibles y beneficios intangibles), tecnología aplicada (incluyendo la cantidad de trabajo humano invertido). Extensión del manejo del medio ambiente, distancia desde la vivienda o desde la comunidad, tenencia de la tierra; potencialmente, se incluyen todas las dimensiones mencionada más arriba para los otros dominios.

 

 

ENFOQUES CUANTITATIVOS

 

En los últimos años, los etnobotanicos han aplicado este enfoque ya que lleva a resultados aceptables científicamente.  El elemento básico de este enfoque es la medición de límites en lotes o parcelas, donde el investigador mide la abundancia e importancia de las especies, asignando rangos , que posteriormente serán analizados.

 

Al respecto Martín(1997) anota la siguiente clasificación:

 

Medición de la diversidad y abundancia de los recursos vegetales; para esto se evalúa cualitativamente la abundancia de una especie o riqueza botánica de un bosque o selva, estas apreciaciones se evalúan en parcelas medidas.

 

Selección del área de estudio; Hacer una selección cuidadosa de los sitios en que se localizaran las contadas áreas de terreno que si podrán estudiarse en detalle.  Algunos etnobotanicos adoptan un enfoque oportunista y trabajan en parcelas permanentes donde se hacen estudios ecológicos a largo plazo; otros establecen lotes temporales.  En ambos casos, las parcelas deben  ser  de fácil acceso y representar las distintas zonas etnoecológicas del área de estudio.  De ser posible debe elegirse lotes cerca de los pobladores locales, quienes pueden orientar la selección según su percepción del uso del suelo, del clima, la vegetación, las etapas de sucesión o la topografía.  Alternativamente, pueden ubicarse las parcelas en los distintos tipos de vegetación, y de esta manera poder comparar la intensidad de utilización local de los otros recursos vegetales de las distintas unidades de vegetación.  Otra opción es situar las parcelas a lo largo del terreno a distancias predeterminadas, por ejemplo puede conocerse como cambia el conocimiento local de las plantas a medida que uno se aleja del centro de la población.  Estos métodos se usan principalmente para establecer lotes que serán utilizados durante un período largo, o donde sea necesario hacer una evaluación del potencial de los recurso en un área muy extensa, la cual haya sido propuesta como reserva productiva o como área protegida.

 

Cuadrantes y transectas. Una vez ubicada la transecta, deben establecerse su tamaño y su forma. Generalmente, los investigadores delimitan un cuadrante, es decir , una superficie de forma cuadrada o rectangular donde se harán los estudios ecológicos.  Las transectas son trazos de líneas rectas a lo largo de la parcela y abarcan zonas de vegetación larga y estrecha, pudiendo incluir una gama amplia de micro habitats y especies.  El tamaño de la parcela es determinado por los objetivos del estudio, por la cantidad de personas que colaboran en el equipo y por el tiempo disponible.  Una vez que se decido la ubicación y el tamaño de la parcela , los ecólogos utilizan medios simples.

 

Medición y evaluación de plantas individuales.   Después de haber marcado y descrito la parcela puede empezarse por hacer una enumeración de las plantas que crecen dentro de los límites de la misma.  Para elegir los individuos se necesita establecer un término medio que permita detectar un buen número de las especies presentes en la parcela.  Si el estudio se dirige a una cantidad limitada de especies, tal como los árboles utilizados para leña, entonces se seleccionaran los individuos de dicha categoría.  El criterio generalmente utilizado para seleccionar individuos de plantas leñosas es el diámetro del tronco a la altura del pecho y la posición o altura.

 

Análisis de los resultados: densidad, dominancia, frecuencia y valor. Las mediciones y observaciones de árboles en parcelas normalizadas permitirán realizar cálculos ampliamente utilizados por los ecólogos.

 

El primer resultado obtenido en los estudios ecológicos es el número de individuos y de especies presentes en cada parcela, calculando la riqueza de especies, obteniendo de esta manera la densidad relativa, dando una idea del número total de individuos de una especie en una parcela, para determinar la distribución de las especies se calcula la frecuencia, esta se refiere al número de cuadrantes, en los cuales se encuentra una determinada especie con relación al número total de cuadrantes en los cuales se encuentra una determinada especie.

 

Oliver Phillips y colegas basan sus estimaciones de la importancia cultural de una especie o grupos de especies en una técnica del índice de informantes, la cual es correlacionada con las coincidencias entre la gente local acerca de la utilidad de las distintas especies.

 

Como otros métodos etnobotanicos se anota la Evaluación etnobotanica rápida, que es un técnica que sirve para recabar información sobre productos forestales menores, listas preliminares de los recursos biológicos en la zona, inventarios etnobiológicos iniciales en comunidades.  Las ventajas de esta técnica son: los bajos costos y el tiempo empleado corto, y sus desventajas son que la información recabada es muy general , superficial y poco documentada M ARTIN, 1997.

 

Las caminatas etnobotanicas.  Es una técnica que consiste en caminar con el informante a través de una o mas zonas de vegetación colectando plantas y tomando notas de sus nombres locales y usos. La recolección de datos puede optimizarse estableciendo parcelas de muestreo (0.1 Ha).  Es bastante compatible con levantamientos ecológicos de la vegetación.  Debido a que las mismas plantas son mostradas a todos los informantes, los datos colectados mediante esta técnica pueden ser analizadas cuantitativamente.  Las simulaciones, s una técnica poco utilizada para propiciar que los informantes realicen ciertas actividades poco frecuentes, resulta válida siempre y cunado los informantes sean capaces de recordad cuidadosamente lo que deben hacer y se provea de un contexto adecuado.  Registros en mercados.  Hacer un estudio de las plantas útiles en un mercado es, en muchos aspectos, similar a realizar un inventario etnobotánico en una comunidad.  La información es registrada en los mercados populares, donde puede entrevistarse a vendedores y compradores locales.   Martin , 1997

 

AREAS DE INVESTIGACIÓN MODERNA DE LA ETNOBOTÁNICA

El estudio de la etnobotanica, se ha extendido y abarcando los aspectos botánicos de varios campos etnocientificos  que incluye la etnomedicina, etnotaxonomia y etnoecologia así como el estudio antropológico y botánico de la cultura material y modo de subsistencia.

 

Dentro de este ámbito los seis campos de mayor investigación están distinguidos  en el siguiente cuadro  (Cotton, 1996).

 

AREAS DE INVESTIGACION MODERNA (Tabla)

 

MEDICINA TRADICIONAL

 

La medicina tradicional es un conjunto de conocimientos y prácticas que tienen como fundamento el saber médico ancestral de la población, modificando a lo largo de los siglos por la influencia de la medicina popular europea, la religión cristiana, la tradición africana , y los elementos popularizados de la medicina occidental.

 

 Es una practica que se transmite por la tradición familiar o comunitaria, que tiene los propios agentes de salud y sus ideas específicas sobre la enfermedad y la curación.

 

 Es el saber del pueblo –flocklore que se puede identificar en los campos y ciudades de la amazonia.  Un aspecto fundamental de esta práctica médica es la utilización  de estas plantas medicinales en el proceso diagnostico-terapéutico (Estrella y Crespo, 1993).

 

Los agentes de esta medicina son numerosos y practican  distintas especialidades y si bien no tienen el poder espiritual que poseen los shamanes y tampoco usan drogas alucinógenas, tienen en cambio un gran ascendente en sus comunidades y asumen un importante rol en la vida social.  Son los defensores de la salud y a ellos acude la gente con confianza, incluso cuando ha llegado a la comunidad la medicina occidental, a través de una posta sanitaria o un dispensario médico, los curanderos siguen siendo consultados dentro de un itinerario terapéutico que busca de varias maneras la solución de un problema de salud.  Entre los curanderos se incluyen los herbalistas (hombres y mujeres) que conocen la utilización de las plantas medicinales, los queseros (generalmente hombres) que tratan los problemas de los huesos y las articulaciones, las parteras que atienden el embarazo, el parto y las enfermedades de las mujeres, los curanderos que tratan las enfermedades como el susto o el espanto, el “mal de ojo” u “ojeado” o el “mal de aire” pero que no tienen poder para tratar la brujería que es campo de trabajo de los shamanes.  En fin hay una variada oferta de asistencia que, con sus evidentes limitaciones ha sido y es en la actualidad, el único recurso terapéutico de la comunidad (Kroeger y Barbira-Freedmann, 1992).

 

ETNOTAXONOMÍA: Taxonomía popular

 

La etnobotanica se limita al estudio de las relaciones entre el ser humano y su ambiente vegetal.   Igualmente como en la etnoecología, el énfasis esta dado al punto de vista de la gente de cierta cultura.  Dentro de la etnobotánica, hay especialidades como el estudio de taxonomías populares (Berlin, 1970; Conklin,1969)

 

En este campo específico, también existe la convicción de que la clasificación etnobotanica refleja el desarrollo cultural.  No se sabe mucho sobre los mecanismos causales involucrados en esta expansión lexicologica, pero la mayoría de los antropólogos y liguistas no dudaría que ésta refleja en general la evolución cultural (Frake, 1962).  En todas las  lenguas se encuentra, en su vocabulario etnobotánico, expresiones semánticas y lingüísticamente unitarias que abarcan las agrupaciones más pequeñas de plantas.  Estas expresiones se llaman nombres genéricos.  Estos nombres genéricos sólo corresponden a géneros botánicos cuando los últimos tienen características morfológicas claras, detectables por  no botánicos.  Después de la taxa genérica se distingue la taxa específica.  Esta  es una subclasificación de la taxa genérica (Concklin, 1969).

 

Describiendo algunos trabajos etnocientificos, en la que existen estudios con plantas medicinales, se orientan a la simple descripción del uso, parte usada y con listas florísticas con poca interpretación cultural o biológica, otros se van por el campo de la antropología médica o la medicina tradicional o la etnomedicina, que pueden ser descriptivos o analíticos, otros le dan mayor peso a la parte experimental, principalmente en la farmacología, fotoquímica y clínica, este enfoque se relaciona mucho a la botánica económica (bioprospección), pues un objetivo importante es la búsqueda y patentado de nuevos medicamentos generalmente se realiza en países en vías de desarrollo y con gran diversidad biológica y cultural, con gran dependencia política, económica y científica  hacia los países ricos, mas ahora ante los procesos de globalización. 

 

Una orientación reciente son los estudios de plantas medicinales en veterinaria (etnoveterinaria). Otro campo de estudio que va en desarrollo es el e las plantas alimenticias o comestibles, también hay desde estudios descriptivos hasta los conectados a proyectos de nutrición y de asistencia a atención primaria a la salud. 

 

Trabajos con plantas ornamentales siempre están en los estudios clásicos de la etnobotánica, no son muy abundantes pero siempre juegan un papel muy importante.  Estudios en el uso de la biomasa para combustible: leña o carbón es otra corriente de estudios que cada vez son considerados prioritarios para el buen manejo de las especies forestales implicadas en este uso.  Además de que mucha gente todavía tiene como fuente de energía a las plantas. 

 

Los estudios sobre origen de la agricultura, evolución bajo domesticación y agro ecosistemas tradicionales o modernos llevan a la etnobotánica hacia el campo de la ecología vegetal, forestal o  agrícola, se pueden orientar hacia la arqueología, antropología o la botánica y ecología.  Relacionado a estos temas esta el estudio de los recursos filogenéticos, viendo la diversidad genetica que ofrecen, varias plantas cultivadas o sus parientes silvestres, ademas es la forma como la etnobotanica se integra a estudios de conservación de la variedad genetica en programas de mejoramiento genético o en la conservación in o ex situ.

 

Las investigaciones relacionadas con el manejo y la conservación de especies con gran importancia biológica y cultural han sido muy difundidas en los últimos años, su énfasis en métodos ecológicos la están llevando a crear nuevos paradigmas en el trabajo etnobotánico, algunos autores le llamana a esta área etnobotanica ecológica y otros etnoecologia, independiente de si se les incluye o no, como trabajos etnobotáncios, que cada vez cobran mayor importancia.  Investigaciones sobre usos industriales actuales y potenciales, son trabajos de transición entre la etnobotanica y la botanica economica, trabajos en cosmetica, ceras, resinas, latex, gomas, colorantes y usos agrícolas (Bermudez, et al., 2005)

 

IMPORTANCIA DE LA ETNOBOTANICA

 

A nivel mundial, existen 6 a 7 millones de especies, descritas y clasificadas, de las cuales entre 250.000 y 3000.000 plantas superiores y desde la antigüedad, el hombre las ha usado de varias maneras para cubrir sus necesidades ( Campell et al, 1989).

 

Los estudios etnobotanicos son importantes por varias razones.  Entre las mas significativas están: 1) la documentación sobre el uso de los recursos biológicos pòr diferentes culturas para cubrir las necesidades materiales y sociales; 2) la mejor comprensión para el uso integrado de bosques naturales, donde la participación de las comunidades indígenas es uno de los componentes principales; 3) la documentación de especies silvestres que han dado lugar a la domesticación y comercialización de plantas para uso ,como medicinales e industriales (Centurión y Kraljevic, 1986).

 

A pesar de los importantes beneficios que el mundo ha derivado de los usos de plantas por culturas nativas, tanto para fines alimenticios como farmacéuticos,, ello no ha sido suficiente para garantizar que los estudios etnobotánicos hayan evolucionado de la misma manera que otras líneas de investigación biológica, sino que mas bien han tenido épocas de retroceso.  Por ejemplo, hasta la década del 50, la investigación farmacológica se basaba principalmente en plantas vasculares, grupo que ha dado origen a cerca de 120 drogas de uso comercial (Balick y COX, 1996).  Luego, estas plantas perdieron su atractivo por varios factores, por ejemplo, se prefirió trabajar con microorganismos y hongos que son mas fáciles de recolectar y cultivar, además de que proporcionaron una sombrosa cantidad de antibióticos.  También los avances en la química  sintética y la biología molecular prometian grandes expectativas en el diseño de drogas de laboratorio.

 

Sin embargo, hoy a nivel mundial se ha reconocido nuevamente que las plantas utilizadas por los pueblos indígenas pueden ser una fuente importante de recursos económicos.  Es oportuno destacar que la mayoria de los hallazgos de nuevos recursos vegetales potenciales para la química sintética es en realidad el descubrimiento de los usos tradicionales de las culturas antíguas.

 

Distintas organizaciones lo han reconocido y la OMS,la UICN Y WWF tienen interés a impulsar inventarios y evaluaciones de los recursos vegetales.  Los etnobotánicos pueden rescatar una buena parte del conocimiento que aún sobrevive , pero sólo si se amplían  prontamente los esfuerzos de investigación (Martín, 1997).

 

ETNOBOTANICA CUANTITATIVA

 

Los etnobotánicos han usado recientemente los estudios cuantitativos para demostrar que el manejo “natural” de los bosques amazónicos que  es de vital importancia a las culturas nativas y no nativas (Boom 1989, 1990; Baleé, 1986, 1989; Prance et al, 1987; Unruh y Alcorn 1988; Anderson y Posey 1991; Pinedo-Vásquez et al 1990), autores que coinciden en dar primacía a estudios cultura –manejo bosque.

 

La utilización de técnicas que permiten analizar cuantitativamente los datos recolectados, incluyendo la pruebas estadística de hipótesis.

 

Prance et al 1987 agrupa estos métodos dentro de lo que denomina etnobotanica cuantitativa” , que resulta útil para comparar la utilización de las plantas de ecosistemas tropicales por diferentes grupos étnicos.  La aplicación de esta metodología ha permitido valorar con mayor precisión la importancia relativa de ciertas plantas dentro de un mismo contexto cultural y el conocimiento relativo de los informantes sobre tales especies.

 

Estos estudios han prestado la demanda irrefutable de la evidencia de que mucha gente de la amazonia tiene un conocimiento profundo de cómo extraer, y a menudo maneja activamente los recursos del bosque (Balee 1986; Balee y Gely 1989; Peters et al. 1989; Anderson y Posey, 1991).  Para resaltar la dependencia mutua entre la diversidad cultural y biológica, la etnobotánica cuantitativa ha ayudado a fortalecer las alianzas entre los conservacionistas y la gente indígena (Redford y Stearman 1993).  También ha apoyado a ampliar el alcance de la etnobotáncia más allá de enfocar la recopilación tradicional, reforzando el estado científico de la etnobotánnica  (Moerman, 1991; Prance 1991; Phillips y Gentry, 1993).

 

MAPA ETNOLOGICO DE BOLIVIA: ETNIAS Y TERRITORIO